Jueves Eucarístico

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum
Sola fides súfficit.

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.

Amen.

V/. Panem de cælo præstitísti eis.
R/. Omne delectaméntum in se habéntem.

Orémus.
Deus, qui nobis sub sacraménto mirábili, passiónis tuae memóriam reliquisti; tríbue, qaésumus, ita nos córporis et Sánguinis tui sacra mystéria venerári, ut redemptiónis tuae fructum in nobis iúgiter sentiámus:Qui vivis et regnas in saécula saeculórum. R. Amen

TRES OBISPOS PIDEN A TODA LA IGLESIA ORACIÓN PARA QUE EL PAPA CONFIRME LA DOCTRINA INMUTABLE SOBRE LA PRÁCTICA DEL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO Y LA EUCARISTÍA

  • “Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas, y te ayuda para que puedas” (Concilio de Trento, Ses. 6, cap. 11). 
  • “Si alguien dijere que, incluso para el hombre ya justificado y constituido en gracia, los Mandamientos de Dios son imposibles de observar, sea anatema” (Concilio de Trento, Ses. 6, cap. 18).
Si deseas leer el documento completo, haz clic AQUÍ

 

Audiencia general: La relación entre esperanza y oración

Lanza de Dios BLOG

francisco_audiencia

18 de enero de 2017.– La audiencia general de esta mañana se ha celebrado a las 9.50 horas en el Aula Pablo VI donde el Santo Padre Francisco se ha reunido con grupos de peregrinos y fieles venidos de Italia y de todas las partes del mundo.

Ver la entrada original 1.191 palabras más

Si queréis conversar con Dios, preciso es que os pongáis en paz…

Padre Claudio Bert

Girona 169 blog

“Si queréis conversar con Dios, preciso es que os pongáis en paz, puesto que Él no habla sino el lenguaje de la paz, que sólo puede ser oído y comprendido por aquellos que gozan de paz en su propio corazón. Mientras estáis en la turbación habláis otro lenguaje que Él, y no entendéis el Suyo y, si puedo así decirlo, Él tampoco entiende el vuestro: sois para Dios como un extranjero que Él no conoce, y un bárbaro al que no entiende”

Fr. Ambrosio de Lombez, ofm. cap.
Tratado de la paz interior

Ver la entrada original

CÁTEDRA DE SAN PEDRO EN ROMA

18 de enero LA CÁTEDRA DE SAN PEDRO EN ROMA El divino Maestro como correspondencia a la firme confesión de su fiel apóstol Pedro: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”, le dirigió a…

Origen: CÁTEDRA DE SAN PEDRO EN ROMA

Oh Jesús mío, mi única esperanza…

Padre Claudio Bert

“Oh Jesús mío, mi única esperanza, Te agradezco este gran libro que has abierto delante de los ojos de mi alma. Este gran libro es tu Pasión afrontada por amor hacia mí. De este libro he aprendido cómo amar a Dios y a las almas. En él están encerrados inagotables tesoros para nosotros. Oh Jesús, qué pocas son las almas que Te entienden en Tu martirio de amor. Oh, qué grande es el fuego del amor purísimo que arde en Tu Sacratísimo Corazón. Feliz el alma que ha entendido el amor del Corazón de Jesús”

Diario de Santa Faustina 304

cenefa2

Ver la entrada original

El arrodillarse

Padre Claudio Bert

untitled

¿Qué hace alguien cuando se vuelve engreído? Se endereza, eleva cabeza y hombros y toda su figura. Todo en él dice: “¡Yo soy importante, yo soy grande! ¡Yo soy más que los otros, más que tú aquí ante mí!”. En cambio, alguien de disposición humilde se siente pequeño, entonces inclina su figura. “Se humilla”, dice el Señor. Más profundamente cuánto más grande es aquél que está ante él; más pequeño se estima antes sus propios ojos; más vivamente experimenta sus límites.

Pero, ¿dónde percibimos más claramente cuán pequeños somos sino cuando estamos ante Dios?

El gran Dios, el que existía ayer tanto como hoy y durante cientos y miles de años, porque Él es eterno. El que gobierna esta habitación y la ciudad, el amplio mundo y el espacio estelar inconmensurable. Todo es ante Él como un corpúsculo. El Dios Santo puro, justo y de majestad infinita. ¡Cuán grande…

Ver la entrada original 228 palabras más