Devociones marianas: El Angelus


                    Annunciatie, Gijsbert van Veen, naar Federico Barocci, 1588

San Buenaventura fue el primero que en el capítulo general de la Orden de San Francisco, tenido en Pisa el año 1252, ordenó a sus religiosos exhortar a los fieles a rezar por la mañana, al medio día y al anochecer, al oír el toque de la campana, tres Ave Marías en reverencia del misterio de la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo.

Esta devoción se extendió a principios del siglo XIV, y poco después, el 13 de octubre de 1318, fue aprobada por Juan XXII en Aviñon. Esta Bula concede además algunas indulgencias para los que tengan la devoción de rezar estas tres Ave Marías. El mismo Papa el 7 de mayo de 1327 renovó esta concesión, y mandó al mismo tiempo al Cardenal Vicario de Roma hiciese tocar la campana en todas las iglesias al amanecer, al medio día y…

Ver la entrada original 320 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s