¿Por qué nos olvidamos de venerar la Preciosa Sangre?

DOMINUS EST

Por Mary O’Regan. CATHOLIC HERALD.

Los católicos modernos son muy propensos a pensar que la Pasión de Nuestro Señor y el Don Divino de Su Preciosa Sangre es algo encerrado en el pasado.

Como católicos, nos estamos privando a nosotros mismos y a nuestros seres amados al no generar la Preciosa Sangre con más fervor y reverencia sincera. Ahora que estamos en Julio, el mes dedicado a la Preciosísima Sangre, debemos sumergirnos en la verdad impresionante de que el ofrecimiento de la Preciosa Sangre es un medio poderoso de intercesión por las almas de nuestros seres queridos, y por las almas de personas que nos han ofendido.

Sobre la Cruz, Nuestro Señor derramó Su Sangre para pagar por nuestros pecados. Debemos nuestra redención al sacrificio de sangre de Nuestro Señor.

‘Que esta es mi sangre del Nuevo Testamento, que será derramada por muchos para remisión de los pecados’ (Mt. 26…

Ver la entrada original 593 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s