DOMINGO XXII DEL TIEMPO PER ANNUM.

Parroquia de Santiago el Mayor

Una nueva polémica entre Jesús y los fariseos nos presenta el evangelio de hoy. Tiene por motivo el respeto a las “tradiciones” (conjunto de comentarios y normas relacionadas con las partes legislativas del Pentateuco): Jesús les recrimina que se fijan demasiado en las tradiciones humanas y olvidan los mandamientos de Dios. Por lo tanto, caen en un culto formalista, externo y aparente, vacío. Es un culto hipócrita de quien prescinde de las exigencias morales de la Ley.

La impureza, dice Jesús, no está fuera de la persona, sino dentro de ella. Tan sólo la maldad humana puede convertir lo que Dios ha creado en impuro: la pureza o impureza dependerá de la actitud profunda de la conciencia del hombre.

Lo exterior es bueno (creación de Dios) y hay que cuidarlo, pero no es lo primordial. Lo interior es más importante: sentimientos, actitudes, ideales. Se trata de vivir y actuar con…

Ver la entrada original 47 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s