«Yo lo miro; Él me mira.»

Mi alegría es ser pequeña, permanecer pequeña

Con frecuencia, una mirada ferviente, confiada, profunda a Cristo puede transformarse en la más encendida oración.
«Yo lo miro; Él me mira.»
No hay oración mejor.

Madre Teresa de Calcuta. Orar. Su pensamiento Espiritual. Buenos Aires: Editorial Planeta, 1998.

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s