Elevad las manos y bendecid al Señor

Releo el Salmo 134 —de apenas tres versículos—, una pequeña joya de profunda intensidad. Es el ejemplo vivo de que en un pequeño frasco cabe mucha esencia. Los dos primeros versículos advierten que…

Origen: Elevad las manos y bendecid al Señor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s