Orar

Mi alegría es ser pequeña, permanecer pequeña

18157294_135307930343676_658447110652234963_n

Si no te es posible por cualquier razón orar en un templo, ora igualmente. Quien tiene el corazón puro y realiza buenas acciones le serán escuchadas sus oraciones, dondequiera que él ore. Y tú, en el lugar en el cual te encuentres: sobre el mar, por la calle, o en la casa, sea que camines, sea que estés sentado, ora incesantemente, con conciencia pura diciendo: ¡Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí!

San Nilo Sorskij

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s