Domingo de la Misericordia

Se llenaron de inmensa alegría

      Cómo no recordar en este día aquel escrito titulado: EL PAPA QUE ME BESÓ LA FRENTE. Han pasado ya algunos años desde que San Juan Pablo II instituyera el segundo domingo de Pascua como el de la Solemnidad de la Divina Misericordia.

     Los textos de la Santa Misa de este domingo ya contenían referencias a la Misericordia, siempre presente en la tradición cristiana. Sin embargo, resaltarlo como fiesta propia para este día contribuyó a la difusión de esta devoción, tan conveniente en un tiempo en que se oscila entre la presunción de hacerlo todo bien y la angustia de haberse equivocado radicalmente hágase lo que se haga.

      En los tres ciclos litúrgicos (años en los que se suceden las lecturas dominicales) se dedica este domingo para el Evangelio donde se relata la aparición del Señor a los discípulos, pero estando Tomás…

Ver la entrada original 498 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s