A Cristo en la Oración del Huerto

Fray Martín de Porres

Todo el Huerto está lleno de las notas tristes de un “Miserere”… Los discípulos duermen y Jesús bebe solo su cáliz de amargura… Una a una caen las gotas de sudor y no hay quien, las enjugue… Sólo los olivos, que hace poco le vieron llegar triunfante, son testigos de su agonía…

Ha llegado la hora; un inmenso griterío rompe la paz del Huerto… ¿Con un beso me entregas?… Judas, ¿qué te dijeron los ojos del Maestro?… ¡Si en aquel momento de arrepentimiento hubieses llorado, como más tarde lloró Pedro!

Jesús de Nazaret, ¿dónde están tus discípulos?… ¿No dijeron que venían a morir contigo?… ¿No querían salir al encuentro de los que habían de entregarte y prenderte?.. ¡Si estás más solo aún que hace unos momentos!

A Cristo en la Oración del Huerto

Si de vos pasa el cáliz de amargura,
¿quién le podrá endulzar para que sea
bebida alegre…

Ver la entrada original 240 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s