Domingo V de Cuaresma

Alforjas de Pastoral

Al relacionar los tres textos la vida con la gracia y la muerte con el pecado es evidente que de la vida de la que nos hablan no es la biológica sino la del espíritu, esa que se encuentra enmarcada dentro de nuestra realidad corporal pero que la sentimos originada y referida a un YO que se experiencia a sí mismo como libre y responsable de ella. Para esa vida es para la que Jesús se ofrece como raíz, alimento, prototipo y fuerza, en una palabra como “vida-vivificadora-sobrenatural”

El primer texto recoge la promesa hecha por Dios a los judíos de unir los dos reinos el de Judá y el de Israel separados por las luchas entre ellos. Cuando se conviertan y dejen la agresividad, cuando actúen conforme a los planes de Dios, ellos resucitarán a una nueva vida espiritual.

San Pablo manifiesta ideas muy cercanas. “El Espíritu del que…

Ver la entrada original 606 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s