“Jesús fue conducido, para ser tentado por el Demonio”

La Guía Parrroquial

I Domingo de Cuaresma/ A


Hemos iniciado el tiempo de la Cuaresma, un camino penitencial que nos llevará semana a semana a los días más importantes de nuestra fe: cuando conmemoremos la pasión, muerte y resurrección de Jesús, la Pascua del Señor. Y el primer cuadro con el que meditamos en este camino es el de las tentaciones de Cristo en el desierto.

El relato de las tentaciones, es un espejo de nuestras tentaciones cotidianas, un símil de la lucha y el combate que diariamente enfrentamos los creyentes frente al demonio y al mal; intentemos nosotros brevemente repasar cada una de las tentaciones, y ver como sólo con Dios y su Palabra podemos vencerla.

La primera es la tentación del pan, de la seguridad del alimento, la tentación que pretende entronizar la materialidad de las cosas, que pone de relieve el poseer, el tener, el controlar…

Ver la entrada original 553 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s