Pongamos manos a la obra: ¡Vamos a orar!

Católicos con Acción

“Las almas sin oración son como un cuerpo tullido que aunque tiene pies y manos no se puede menear.”  Santa Teresa de Ávila.

Muchas veces, en nuestro caminar en la fe, nos puede ocurrir que crece en nuestra alma el deseo incesante de hacer grandes cosas “para la mayor gloria de Dios”: Esperamos la salvación de todas las almas, queremos que nuestras obras impulsen y nos hagan partícipes de su conversión; queremos hacer de todo en la labor misionera de la Iglesia, anhelamos ser profetas, curadores, evangelizadores, mártires, obtener del Señor la gracia de ser hallados dignos de testimoniar heroicamente su Amor… Pero al vernos al espejo, caemos en la cuenta de nuestra fragilidad, nos vemos pequeñísimos a los pies de un Dios tan Grande y Maravilloso, nos reconocemos débiles y limitados por nuestras propias fuerzas y, de repente, puede suceder que volvamos a ver la santidad como algo…

Ver la entrada original 959 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s