IV Domingo de Tiempo Ordinario

eucaristia

Alforjas de Pastoral

1. Situación

Para implicarte en el Reino hacen falta dos cosas:

— Primera: convertirte a la lógica de Dios, a cómo mira El el mundo y a cómo quiere cambiarlo.

— Segundo: vivir un proceso de transformación del corazón, para sentir y obrar al modo de Dios, con su Espíritu.

La celebración de este domingo comienza pidiendo con lucidez y mucha confianza el Espíritu Santo, pues sólo El nos hace vivir el programa-base de Jesús para sus discípulos, para mí: las Bienaventuranzas.

2. Contemplación

Las Bienaventuranzas se han prestado a manipular el Evangelio. Para unos han servido para hacer del Reino el consuelo de una felicidad ultraterrena, olvidando que el Reino comienza ya, aquí y ahora, rompiendo el Sistema que nos hemos montado los hombres para asegurarnos la existencia, sea la riqueza, sea el orden religioso-moral, sea el poder… Para otros han servido para reducirlo a programa político, una especie…

Ver la entrada original 563 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s