La vocación de María

F.Obra Pequeños Servidores de la Misericordia Eucarística. Obra del Padre Claudio Bert

image

“La última etapa de la peregrinación terrena de la Madre de Dios nos invita a mirar el modo como Ella recorrió su camino hacia la meta de la eternidad gloriosa. En el pasaje del Evangelio de San Lucas, narra que María, después del anuncio del ángel, “se puso en camino  y fue aprisa a la montaña” para visitar a Isabel (Lc 1, 39). El evangelista, al decir esto, quiere destacar que para María seguir su vocación, dócil al Espíritu de Dios, que ha realizado en ella la encarnación del Verbo, significa recorrer una nueva senda y emprender enseguida un camino fuera de su casa, dejándose conducir solamente por Dios. San Ambrosio, comentado la “prisa” de María, afirma: “La gracia del Espíritu Santo no admite lentitud” (Expos. Evang. Sec. Lucam, II, 19: pl 15, 1560). La vida de la Virgen es dirigida por Otro – “He aquí la esclava del Señor…

Ver la entrada original 217 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s