EL ORDEN DE DIOS

Padre Claudio Bert

misa-con-imposicion-de-manos-030812-130

El orden de Dios, su divina voluntad, recibida con sencillez por un alma fiel, obra en ella este resultado divino sin que ella lo advierta, al modo como un remedio tomado con docilidad obra la salud en un enfermo que no sabe nada de medicina ni precisa saber. Así como es el fuego el que calienta, y no la filosofía de la naturaleza ni el conocimiento de los elementos y de sus efectos, así también es el orden de Dios, es Su Voluntad, lo que genera la santidad en nuestras almas, y no la curiosa especulación acerca de este principio y de esa realización. Cuando uno tiene sed, para calmarla, ha de dejar los libros que explican lo que son el agua y la sed, y ponerse a beber. La curiosidad de saber no puede hacer otra cosa que causar aún más sed. Por eso, cuando alguien está sediento de…

Ver la entrada original 80 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s