Homilía – Bautismo del Señor

Alforjas de Pastoral

La gracia de la conversión y del Bautismo

Socialmente hoy comienza a ser necesario empezar a aprender “¿qué es el bautismo?”, y a romper los estereotipos, los prejuicios y las supersticiones. En otros tiempos, la identidad cristiana quedaba diluida en la uniformidad social (no como sociológica). Hoy ya es necesario “elegir”, “optar” y “querer ser”.

La radicalidad del Bautismo de Jesús manifiesta esa entrega y disposición de servir la voluntad del Padre como el Padre quiere (no como uno quiere o le interesa): su forma de “ser mesías”, al estilo profético del Siervo de Yahvé. “Servir” y “cargar con la fuerza del pecado de nuestra humanidad”, el mal y el sufrimiento. Jesús aparece en la “cola” como pecador, como uno cualquiera de los que espe- ra el bautismo de Juan, “apareciendo como uno cualquiera”, apareciendo (Filip 2,7) como un pecador más, siendo inocente. Jesús, en el bautismo, recibe la fortaleza…

Ver la entrada original 497 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s