Todo redunda en bien de los que aman a Dios

F.Obra Pequeños Servidores de la Misericordia Eucarística. Obra del Padre Claudio Bert

fbalbum-1348188182163-0018

“Para vivir continuamente en una vida devota, no te hace falta más que aceptar en tu espíritu algunas máximas excelentes y generosas.

La primera que yo deseo que tengas, es ésta de San Pablo: “Todo redunda en bien de los que aman a Dios”. Y, por cierto, ya que Dios puede y sabe sacar el bien incluso del mal ¿con quién hará esto sino con aquellos que, sin reserva alguna, se entregan a él? Incluso los mismos pecados, de los que Dios, por su bondad, nos tiene alejados, son ordenados por su divina providencia al bien de los que le sirven. Si el santo rey David no hubiera pecado, nunca hubiera adquirido una humildad tan profunda; ni la Magdalena habría amado tan ardientemente a Jesús, si él no le hubiera perdonado tantos pecados; y Jesús no habría podido perdonárselos, si ella no los hubiera cometido.

Considera, mi queridísima hijita, esta…

Ver la entrada original 220 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s