El Santo Pesebre…

FOPSME - Padre Claudio Bert

8

El santo Pesebre donde el mismo Dios ha querido recostarse luego de su misterioso descenso en la pista de nuestra humanidad sufriente,  nos ofrece lecciones inagotables sobre Dios, lecciones inéditas. Nos resulta fácil imaginar a Dios como alguien grande, inmenso, infinito, omnipotente, del que esperamos siempre bienes. Todos esos atributos divinos ya los conocía la humanidad antes de la encarnación del Verbo.

Sorprendentemente, Jesús nos enseña que estos aspectos de Dios van unidos a otros que tal vez jamás nos atrevimos a imaginar. Por ejemplo, que Dios no sólo es grande, lejano, inmenso, eterno, sino también que se ha acercado al hombre; que Dios no se limita a darnos todo, sino que también comparte las necesidades y sufrimientos del hombre, la soledad, el exilio, el fracaso, los dolores, la pobreza.

De Jesús niñito aprendemos que Dios es también misteriosamente pequeñez: se hace pequeño, es compasión, solidaridad con nosotros en todas…

Ver la entrada original 96 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s