Dios se deja recostar…

F.Obra Pequeños Servidores de la Misericordia Eucarística.

cuna2-2

En la gruta de Belén y en la Cruz, como acontece en el Pan que se consagra en el Altar, Dios se deja recostar, deja que lo sujeten para mostrarnos que su amor incondicional es ponerse a nuestra entera disposición. El que ama quiere estar cerca del amado, quiere vivir en su misma casa: esta me parece la mejor homilía de Navidad.

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s