EL SACERDOTE NO VA SOLO AL CIELO, NI VA SOLO AL INFIERNO: SAN JUAN BOSCO

Ecce Christianus

sanjuanbosco
San Juan Bosco escribió en un cuadernito que se conserva:
Notas de los ejercicios espirituales que empezaron el 26 de mayo de 1841:
   “Conclusiones sacadas de los ejercicios hechos como preparación a la celebración de mi primera misa.
   El sacerdote no va solo al cielo ni va solo al infierno. Si obra bien, irá al cielo con las almas que salve con su buen ejemplo. Si obra mal, y da escándalo, irá a la perdición con las almas condenadas por su escándalo.
   Por lo tanto,  me empeñaré en guardar los siguientes propósitos:
   1.- No haré paseos sino por necesidad grave: visitas a enfermos, etc.
   2.- Ocuparé rigurosamente bien el tiempo.
   3.- Padecer, trabajar, humillarme en todo y siempre, cuando se trate de salvar almas.
   4.- La caridad y la dulzura de San Francisco de Sales serán mi norma.
   5.- Siempre estaré contento…

Ver la entrada original 265 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s