La Inmaculada y el misterio de nuestra pequeñez acariciada por la misericordia

F.Obra Pequeños Servidores de la Misericordia Eucarística.

image

La solemnidad de la Inmaculada Concepción en esta segunda semana del Adviento nos orienta la mirada hacia el Dios misericordioso que viene para agraciar al hombre que se abre al encuentro de su presencia amorosa en el contexto de la propia vida, que siempre es un misterio de “pequeñez” de insuficiencia y de fragilidad.

A ejemplo de la Madre de Jesús dispongamos el alma y la vida entera para cantar el magníficat de las misericordias que Dios ha hecho y seguirá haciendo en medio de nosotros.

En Roma hay mucha gente que anda por la calle, son muchos los que caminan por estas calles vaticanas….no sé bien si como peregrinos o turistas religiosos….Lo cierto es que hay que hacer un esfuerzo de concentración y de silencio para no perderse en el afuera y suplir la oración personal con los paseos entre tanto para ver y las vidrieras que ofrecen productos…

Ver la entrada original 42 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s