Santo Padre Pío de Pietrelcina, 23 de septiembre

F.Obra Pequeños Servidores de la Misericordia Eucarística. Obra del Padre Claudio Bert

image

“Mediante insistentes golpes de salvífico cincel y de un cuidadoso ir devastando, el divino Artista procura preparar las piedras para construir un edificio eterno… Toda alma destinada a la Gloria eterna puede considerarse una de esas piedras. Al constructor a cargo de la edificación le conviene, ante todo, pulir a fondo las piedras que va a utilizar. Y lo consigue ciertamente a martillo y cincel…

¿Cuáles son y en qué consisten estos golpes de martillo y cincel? Las oscuridades, los miedos, las tentaciones, las tristezas del espíritu y los temores espirituales, que tienen cierto olor a enfermedad, y las molestias del cuerpo.

Créanme que si nos los viera tan afligidos, me alegraría menos, porque entendería que el Señor le quiere dar menos lustre a las piedras preciosas. No teman Su labor. Expulsen toda desconfianza. Expulsen también las dudas que puedan sobrevenirles respecto a vuestra forma de vida consagrada, haciendo oídos…

Ver la entrada original 59 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s