Los frutos de la oración

Fraternidad Monástica Virtual

   

  “Toda regla de oración, fielmente observada, produce como primicias la atención y una cálida ternura del corazón; pero esos sentimientos nacen muy especialmente de la Oración de Jesús, que está en un nivel más elevado que la salmodia y las otras formas de oración. La atención da nacimiento a la cálida ternura del corazón, y ésta, a su vez, aumenta la atención. Juntas ganan en poder, se sostienen mutuamente. Dan profundidad a la oración, estimulan poco a poco al corazón, alejan la distracción y los pensamientos alocados; otorgan a la oración su pureza. La verdadera oración es un don de Dios, del mismo modo lo son tambien la atención y la cálida ternura del corazón.

     […]Nuestra tarea es el arte de la Oración de Jesús. Debemos esforzarnos por cumplirla con toda simplicidad, con un corazón atento, manteniendo siempre el recuerdo de Dios. Esto lleva por sí mismo…

Ver la entrada original 176 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s