Cristianos

Peregrino de lo Absoluto

Toma-tu-cruzCristo trastorna la vida. Pasa como un arado cuya dura reja arranca las raíces y rotura la tierra.

Es eso o no es nada. O es el Cristo, el Ungido del Señor, el Hijo de Dios, Dios de Dios, o no es más que un vagabundo lunático. Y si es el Cristo, su venida a la tierra lo trastorna todo.

“Yo no traigo la paz, sino la espada. Quien salva su vida la perderá; quien la pierde por Mí, la salvará”.

Ser cristiano es, pues, un vuelco y un desgarramiento. No podemos reconocernos como verdaderos cristianos sino cuando podemos dar fe de que nuestra vida está trastornada, de que es otra vida por el hecho de que somos cristianos.

Esto es mucho más que un credo. El credo es una condición, una condición necesaria, porque no se puede ser cristiano sin conocer a Cristo; pero no se es cristiano por…

Ver la entrada original 65 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s