ASCENSION DEL SEÑOR (domingo 8 mayo 2016)

Compartir en Cristo

De Corazón a corazón: Hech 1,1-11 (“Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo… seréis mis testigos… así vendrá”); Heb 9,24-28; 10,19-23 (“Cristo penetró en el mismo cielo… tenemos plena seguridad de entrar en el santuario en virtud de la sangre de Cristo”; Lc 24,46-53 (“Fue llevado al cielo”)

Contemplación, vivencia, misión: Nuestra vida está injertada en la misma vida de Cristo. Ya no estamos solos. Ocupamos un puesto peculiar en su Corazón, participando de su misma vida. Él ya comparte con nosotros su glorificación. Quiere seguir construyendo la historia por medio de nosotros, que somos su familia (su “Iglesia”), su “complemento”, la visibilidad de su donación. María, con Cristo, vive esta tensión: “Tengo hijos en el mundo, la salvación de los cuales deseo con muy amoroso y maternal corazón… no he perdido la compasión de ellos … antes se me ha acrecentado, porque el Señor me ha acrecentado la caridad”…

Ver la entrada original 66 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s